Un TÉ de HINOJO, para ti mujer…


Foeniculum vulgare, mejor conocido como FENNEL o HINOJO en español, es la reina de la espiritualidad digestiva, hierba femenina cuya esencia y armonía facilita y ayuda en muchos aspectos. A través de los años, hemos disfrutado del hinojo como un alimento, especia y hierba medicinal. Su aroma dulzón es el ingrediente secreto de muchos perfumes, cosméticos, detergentes y alimentos procesados como la salchicha italiana. Mientras que su sabor pungente y amargo hacen de esta hierba una ideal para la buena digestión. (Foto: Semillas y té de hinojo) 


Según la medicina tradicional china (MTC), esta hierba es caliente por naturaleza y es utilizada para la frialdad interna con deficiencia de Qi y Yang. En la medicina Ayurveda, es importante como parte de formulaciones poliherbarias, para el tratamiento de diferentes enfermedades y condiciones. En Europa la semilla de hinojo se utiliza para las mismas condiciones que el anís, por su sabor parecido. Por esta razón, se utiliza en infecciones del tracto respiratorio superior, como el catarro común.


El hinojo, también es conocido por estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, ser antibacterial, promover la lactancia (galáctogogo), ser hormonal, antiséptico, diurético, y muchas propiedades más. Aunque su parte más utilizada es la semilla, todas sus partes son comestibles y se considera una planta bastante segura.


Comparto mi té de hinojo para ayudar a mi sistema digestivo, relajar mis músculos, aliviar la molestia intestinal, los gases y la hinchazón abdominal que me produce la llegada de la esperada amiga mensual, la menstruación. Por sus propiedades hormonales es ideal uno o dos días antes de la menstruación y durante la misma. Al menos, dos veces al día y créeme, te hará sentir muy bien. Suelo utilizarla mucho en combinaciones con tomillo (thyme), rosas, regáliz (licorice), altea o bismalva (marshmallow), anís y muchas más.


Invita una mujer como tú a tomar un té y comparte tu dosis de hinojo teniendo una buena charla.




Hinojo

Hierba silvestre,

de tallos erguidos

tus umbelas terminales,

solo quiero respirarte.

Cuan gentil eres,

con tu aroma angelical

traes claridad y protección,

semilla de sanación.


DATA CIENTÍFICA


Familia: Apiaceae (igual que las zanahorias)

Origen: Mediterráneo, su naturalización ha permitido que se cultive en muchos países.

Nutrición: Altísima en potasio, sodio, fósforo, calcio y fibra.

Usos tradicionales: úlceras en la boca, aperitivo, enfermedad de las encías (enjuagador bucal), insomnia, estreñimiento, cáncer, conjunctivitis, gastritis, diuresis, dolor abdominal, para el frío, hinchazón estomacal, depurativo, problemas renales, cólicos en niños, intestino permeable, y más.

Fitoconstituyentes: El aceite esencial del hinojo tiene 87 compuestos volátiles, encontrados en todas sus partes, especialmente su semilla. Flavonoides y fenoles como: 1,3-benzenediol, 1-metoxiciclohexano, o-cimeno, ácido sórbico, 2-hidroxi-3-metil-2-ciclopenteno-1-uno, estragole, limonene-10-ol, y 3-metil-2-ciclopenteno-1-uno.

Actividades farmacológicas:

Fruta: anti-inflamatoria, citoprotectivo, anti-tumor, anxiolítico, nootrópico, apoptótica

Semilla: hepatoprotectivo, hipoglicémica, anti-hirsutismo, antioxidante, oestrogénico, oculohipotensiva, anti-carcinogénica, anti-envejecimiento

Hojas: efectos vasculares

Partes aéreas: anti-ulcerogénica, anti-microbial, anti-fúngico

Raíz: citotócica

Más propiedades medicinales e información.

El propósito de nuestro blog es crear consciencia sobre la salud y promover la utilización de las plantas medicinales y otras terapias naturales de forma confiable, segura y científica. Ninguna publicación sustituye una evaluación y tratamiento médico naturopático o convencional. 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black LinkedIn Icon